0 4 mins 3 semanas
Dice que había «maldad en mi corazón»; el exbeatle fue baleado afuera del edificio Dakota, en Nueva York, en 1980

Por: Edel Osuna

A 42 años del asesinato de

John Lennon

a manos del supuesto fanático

Mark David Chapman

, el motivo que tuvo para quitarle la vida habría sido la frase dicha por el exbeatle «somos más famosos que Jesucristo», esto no fue así, pues recientemente el criminal reveló su motivo para darle muerte.

Como se recordará, la mañana del 8 de diciembre de 1980, John Lennon, de 42 años, y su esposa Yoko Ono salían de su departamento ubicado en el edificio Dakota, ubicado en Upper West Side, Nueva York, se dirigían a trabajar.

Antes de ello, se acercó un joven Mark con la copia del más reciente LP de Lennon en las manos, Double Fantasy, a fin de que se lo autografiara, a lo que Lennon aceptó con gusto.

A las 23:15 horas, cuando llegaban al Dakota para descansar en su departamento, antes de que Lennon y Yoko ingresaran al edificio, Chapman, armado con una pistola que había adquirido tres meses atrás en Hawái, se aproxima a Lennon, le disparó a quemarropa y dejó gravemente herido.

Aunque en un inicio tacharon a Mark de fanático religioso, luego de cuatro décadas habló sobre qué fue lo que realmente lo orilló a quitarle la vida al cantante: «quería ser alguien y nada lo detendría».

Actualmente de 67 años de edad, en agosto Champan solicitó libertad condicional y pero le fue negada por doceava ocasión.

Fue el lunes, a través de The Associated Press, que el asesino explicó a funcionarios de Nueva York que estaba consciente que era indebido matar a Lennon, pero que lo que realmente buscaba fue fama, además de que albergaba «maldad en el corazón».

Al final, ante la Junta de Libertad, por fin Chapman dijo que fama era su «gran respuesta a todo.

«Ya no iba a ser un don nadie. No voy a culpar a nada más ni a nadie más por llevarme allí. Sabía lo que estaba haciendo, y sabía que era malo, sabía que estaba mal, pero quería tanto la fama que estaba dispuesto a darlo todo y quitar una vida humana. Esto fue malo en mi corazón. Quería ser alguien y nadie iba a detenerlo», puntualizó el asesino.

imagen-cuerpo

QUEDARÁ EN PRISIÓN

A raíz de la declaración del asesino, la Junta citó la «consideración egoísta por la vida humana de importancia mundial» de David, por lo que permanecerá recluido; es decir, le fue negada la liberación, pues argumentó que el crimen de Chapman dejó «al mundo recuperándose del vacío que creaste».

Mark David Chapman fue sentenciado de 20 años a cadena perpetua en el Centro Correccional de Green Haven, en el Valle de Hudson, en Nueva York.

Durante ese lapso, ha dicho que siente remordimiento, pues «lastimé a mucha gente en todas partes, y si alguien quiere odiarme, está bien, lo entiendo..

Asimismo, el criminal tendrá una aparición más ante la Junta de Libertad Condicional de prevista para febrero de 2024.

imagen-cuerpo

diariodelyaqui.mx